Saltear al contenido principal

VIAJAR CON LOS CINCO SENTIDOS: GEORGIA (EL TACTO)

Hemos llegado al final de nuestra pequeña presentación de Georgia. En este post, nos adentramos en este magnífico país a través del tacto. ¿El tacto? -Os preguntaréis algunos. Tacto es suavidad, es aspereza, es calor, es frío es todo lo que queramos apreciar.

Pero respecto a Georgia, el tacto nos ofrece algo realmente curioso, una leyenda mezclada con historia antigua y evolucionada en la historia moderna.

El vellocino de oro

LA MITOLOGÍA:

En la mitología griega, el vellocino de oro era el vellón del carnero alado Crisomallo (Χρυσομαλλος). Aparece en la historia de Jasón y los argonautas , quienes partieron en su búsqueda para lograr que Jasón ocupase justamente el trono de Yolcos en Tesalia. Se decía que el carnero era hijo de Poseidón y de Teófane.
leyenda velloncino de oro - Viaje a GeorgiaAtamante, rey de la ciudad de Orcómeno en Beocia (una región del sudeste griego) tomó como primera esposa a la diosa nube Néfele, con quien tuvo dos hijos, Hele y Frixo. Más tarde se enamoró y se casó con Ino, la hija de Cadmo. Ino tenía celos de sus hijastros y planeó matarlos. (En algunas versiones, persuadió a Atmante de que sacrificar a Frixo era la única forma de acabar con una hambruna). Néfele o su espíritu se apareció ante los niños con un carnero alado cuya lana era de oro. Los niños huyeron montando el car

nero sobre el mar, pero Hele cayó y se ahogó en el estrecho de Helesponto, llamado así en su honor. El carnero llevó a Frixo hasta la Cólquide, a la lejana (oriental) playa del mar Euxino. Frixo sacrificó entonces al carnero y colgó su piel en un árbol (en varias versiones un roble) consagrado a Ares, donde fue guardada por un dragón. Allí permaneció hasta que Jasón se hizo con ella. El carnero se convirtió en la constelación Aries.

LA INTERPRETACIÓN REALISTA:

Suele intentarse relacionar el vellocino con una costumbre cultural real y no solamente con un objeto mitológico, así, la teoría más extendida relaciona el vellocino de oro con un método para extraer oro de los ríos en la región de Georgia que está bien avalada (pero sólo desde cerca del siglo V a. C.). Zaleas de oveja, a veces extendidas sobre marcos de madera, se sumergían en la corriente de agua y las pepitas de oro que bajaban abundantes desde río arriba, se recogían en ellos. Los vellocinos se colgaban entonces en los árboles para secarlos antes de sacudirlos o peinarlos para recoger el oro que había quedado entre la lana.
El antiguo origen del mito en tiempos anteriores a la literatura significa que todas las interpretaciones existentes son muy posteriores y en mayor o menor grado racionalizaciones que reflejan el incompleto conocimiento de la cultura en la que surgió. La mayoría ha sido de hecho criticada en la literatura arqueológica. Un intento de construir una explicación más plausible mediante su ubicación en lo que se conoce de esa cultura señala, curiosamente, a una de las primeras propuestas, en concreto que el vellocino de oro representa la idea de la realeza y la legitimidad: de ahí el viaje de Jasón en su busca, para restaurar el legítimo gobierno de Yolcos.

LA ORDEN DEL TOISÓN DE ORO:

Piezas expuestas en la fundación Carlos de Amberes en “La Orden del Toisón de Oro y sus soberanos”.

Esta leyenda no nos es tan lejana como parece, y es que en 1430 Felipe el Bueno, fundó la Orden del Toisón de Oro que surgió en defensa de los ideales caballerescos de la Edad Media, que por entonces languidecían.

El nombre y el símbolo de dicha orden no es otro que la piel de oveja de la leyenda del vellocino de oro que fue a buscar el héroe griego Jasón, quién precisamente fue el primer patrono de la Orden.

Su jefatura pasó a manos de otros soberanos españoles, y extranjeros, llegando a alcanzar su máximo esplendor con Carlos V. De su seno han formado parte Juan de Austria, héroe de Lepanto, el duque de Wellington o Bismarck.
Desde 1997, ostenta su soberanía el Rey de España Don Juan Carlos, quien ha concedido 23 collares que acreditan a sus poseedores como caballeros de esta institución. El último en recibir uno de ellos ha sido el presidente francés Nicolás Sarkozy, a quien han precedido otros como Adolfo Suárez, Víctor García de la Concha o Javier Solana.

¿No es curioso como el mundo, aparentemente tan inmenso e inalcanzable, se las arregla para enlazarse en las circunstancias más inverosímiles?
Cómo hemos visto, Georgia es un país lleno de posibilidades y riqueza, tanto cultural como paisajista, y no está tan alejada de nuestra cultura como puede aparentar.
Desde Aspasia Travel, buscamos siempre los mejores destinos y te los ofrecemos desde la mejor calidad. Es por esto que te planteamos varias rutas posibles por éste país tan digno del mejor viajero. ¡Consulta nuestras propuestas para viajar a Georgia!

 Aurora Audenis – ASPASIA TRAVEL

Volver arriba